Donde hemos llega en el momento en el que las personas mayores ya no se les hace llegar tarjetas de cumpleaños para celebrar su feliz cumpleaños, una frase tan cortita, hace que sea todo tan complicado, es algo que no me deja dormir, y que sin duda, hará que me replantee muchas cosas en estos momentos, no es poca cosa, en la actualidad muchas fiestas, mucho dinero, y muchos regalos de cumpleaños para los jóvenes, pero sin las personas mayores a las que no les llega ni una triste tarjeta de cumpleaños.

No sé donde quedará el amor y el respeto de los más jovenetes por las personas mayores, pero queda clara que cada vez está más deteriorado, y que se hace complejo conseguir que aquello que pensabas que era lo adecuado, ahora se vuelva en contra de alguien, porque en el fondo estamos hablando de eso, que alguien se vuelva en contra de las persona que amamos, de nuestros mayores, que ellos solo quieren unas tarjetas de cumpleaños para pasar el día de forma feliz y complaciente, por eso debemos atenernos a las consecuencias, y ponernos en la situación de que vale la pena hacer esfuerzos por aquellos que nos quisieron y nos siguen queriendo con ternura y locura.

No cabe duda, estamos desmadrados, porque la felicidad de los cumpleaños se hace cada vez más compleja, en una sociedad cada vez más consumista ya no vale con los tradicionalista y llenos de ternura mensajes de cumpleaños, ahora se exige y se quiere mucho más, casi como si cualquier persona del mundo tuviera que tener la razón, y que todo lo que se puede comprar lo queramos tener en casa. Ya no vale con mensajes, ahora los cumpleaños exigen caras celebraciones, así como también todo un dispositivo de dinero que quizá no todas las familias están dispuestas a hacer frente.

No es para menos, debes pensar que antes los mensajes de cumpleaños ya conseguían que las cosas funcionaran, ahora hay que comprar videojuegos, ordenadores, tablets así como lujosos teléfonos móviles, todo un montón de cosas que no sé hasta que punto hacen que las fiestas de cumpleaños sean como las de antes, y que merezca la pena conseguir aquellas cosas que tenemos ahora mismo por la cabeza, un gran reto todo para no tener qe hacer mensajes de cumpleaños de aquello de los de antes, de los que te llegaban a dentro sin mayores problemas, que podías enviar por carta sin problemas.

Que debemos estar haciendo tan mal como para que los niños y más jóvenes ya no celebren su cumpleaños de la forma en que lo hacíamos en el pasado, las felicitaciones de cumpleaños se han vuelto insípidas, ya nada tienen que ver con aquellas fiestas familiares que si bien eran algo engorrosas hacían que toda la familia se reuniera para celebrar aquello que si que vale la pena, y que según se mire, sirve para que las personas de nuestro entorno familiar estén  contentas.

Por todo lo demás, debemos dejar que las felicitaciones de cumpleaños surjan y se lleven hacía adelante sin el mayor problema posible, porque en el fondo estaos ante la tesitura de que consigamos mucho menos de lo que pensamos. Por todo ello, debemos dejar de lado nuestros prejuicios y ponernos a trabajar en estas felicitaciones de cumpleaños que realmente consigan llegar al corazón de nuestros familiares más queridos, aquellos que queremos tener en nuestra vida, y que nos harán llegar lejos.

Porqué todo lo que necesitamos para que las personas de nuestro entorno sean felices es que les felicitemos el cumpleaños de una forma divertida y diferente, por ello, debemos tener claras cuales son nuestras prioridades en el momento de conseguir que aquello que pensamos que puede ser unas buenas frases de cumpleaños se hagan realidad, porque en el fondo estamos hablando de eso, de conseguir que las frases que nos pasan por la cabeza, sean las que guien y confieran cierta ventaja a la hora de que el cumpleaños de los demás sea feliz.

Lejos de lo típico que se puede hacer, las frases de cumpleaños pueden representar una buena forma de empezar, no es para menos, aquellas cosas que tanto queremos y que tantos elementos diferentes nos conllevan, son fruto de todo lo que queremos, y que llaman la atención, por todo ello, es mejor que las fiestas y los festejos de un cumpleaños se lleven con el decoro suficiente, haciendo que valga la pena las fiestas y los regalos que seguro habrán.

Por último pero no menos importante, dejemos a un lado aquellas cosas que pensamos que pueden gustarnos muchos, y metamos nuestros pensamientos en la cabeza de los otros, sabiendo por tanto lo que realmente desean.

Muchas veces no se sabe como iniciar la andadura de un blog, y por eso los primeros artículos suelen ser de todo menos claros y de buena calidad, por eso, pienso, que se trata de simplemente un colofón de buenas intenciones que a veces no se acompañan con aquello que realmente vale la pena tener en cuenta, que no deja de ser todo lo relacionado con los buenos y lo malo que será el contenido futuro. Por eso, no deja de ser sorprendente, que tengamos ante nosotros todo tipo de consideraciones que valen mucho más la pena de lo que pensamos, y en esa línea es quizá por donde quiero situar la andadura de este blog.

Ante todo, en unos momentos donde parece que todo tiene que ir muy deprisa y no tenemos casi capacidad analítica para ir más allá de las dos o tres cosillas que nos surgen de forma apacible ante nosotros, debemos conseguir que las cosas valgan algo más la pena, y en este sentido, el libre discurrir de opiniones de un lado para otro, por la red, puede ser una genial manera de empezar y de tener en consideración todo esto.

Así que damos comienzo a este maravilloso mundo de la tecnología y de internet, con esta pequeña contribución.